RSS

Archivo de la etiqueta: Simbolismo

Arnold Böcklin

Basilea (Suiza 🇨🇭), 16 de Octubre de 1827 – Fiesole (Italia 🇮🇹), 16 de Enero de 1901.

Böcklin fue uno de los pintores simbolistas más importantes y destacados de la historia del arte, el cual influyó con fuerza en el movimiento surrealista posterior. Trató durante su carrera tanto temas mitológicos, como diversos paisajes y retratos. Recibió fuertes influencias del Romanticismo, con gran interés por el mundo de la fantasía, usando además temática más propia de los prerrafaelitas, todo ello le convierte sin duda en un artista único.

Retrato de Alexander Michelis (1846).

Abetos (1849).

Paisaje a la luz de la Luna con ruinas (1849).

Campiña romana (1852).

Fauno silbando a un mirlo (1864 – 1865).

Amantes (1866).

El lamento del pastor, Amarilis (1866).

Fuego fatuo (1866).

Ruggiero liberando a Angélica (1873).

Villa junto al mar (1871 – 1874).

Autorretrato con la Muerte tocando el violín (1872).

Venus Anadiomena (1872).

Batalla de los centauros (1872 – 1873).

Vestal (1874).

El Descendimiento (1876).

Campos Elíseos (1877).

Medusa (Circa 1878).

Rompeolas, el sonido (1879).

Lápida (Circa 1880).

La Isla de los Muertos (1880).

Día de verano (1881).

Paisaje (1882).

El juego de las olas (1883).

La Isla de los Muertos (1883).

Santuario de Hércules (1884).

Autorretrato con vaso de vino (1885).

Arboleda sagrada (1886).

El juego de las Nereidas (1886).

Vuelta a casa (1887).

La isla de la vida (1888).

Batalla del puente (1889).

Odiseo y Polifemo (1896).

La Peste (1898).

Castillo en ruinas con dos águilas volando en círculos (Desconocida).

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 17 abril, 2019 en Arte, Cultura

 

Etiquetas: , ,

Nació del dolor

Nació del dolor, de mi último reducto de cordura atado con hilo de oro al desastre. Y ahora que mi verdadera cara quedó al aire, dame paz total, de negro y opaco luto, para que no vuelva más a contemplarme abriendo tus heridas.

Derrotado e inane, como un héroe que lo dio todo para al final ser víctima de las falsas expectativas. Así se vislumbra un futuro sin obstáculos, sin misterio, sin mí; por mucho que rece tus lágrimas no se pueden borrar, ni dejan de saber a mi nombre.

La verdad nunca será presuntuosa por mucho que desnude con cruel eficacia y exactitud cada centímetro de realidad. Así que respeta esta voluntad superior que hoy nos arranca del más cálido de los abrazos, aunque no queramos.

El pasado actúa como navaja roma, notas la presión, pero cuando llega el momento de derrumbarse, lo acoges simplemente con una sonrisa en los labios y el corazón roto. Y es que la sangre de estas manos no se limpia, igual que los recuerdos no indultan nuestra pena.

Perdona si en algún momento quise tocar la Luna y quedarme en ella teniendo al Sol a mi lado. Sobran palabras y hechos no tengo, deja que parta por si un día puedo volver a ser lo suficientemente bueno como para volver. Qué decir, (lo) Siento.

Léon Spilliaert – Autorretrato ante el espejo (1908).

 
2 comentarios

Publicado por en 27 marzo, 2019 en Arte, Cultura, Mis Relatos

 

Etiquetas: , , , , ,

Icono

Rosas negras, de luto y desamparo se ciñe la razón a la realidad que tan de pronto se distorsiona con cánticos de sirena infinitos. Juramentos que se pierden entre los restos de esa perdida inocencia que hoy tanto añoramos.

Boca seca y labios húmedos del recuerdo de la boca que hoy tanto crucifica este amor e induce a una deriva sin fin. Solamente nos quedan sueños y lágrimas de plata, trece lágrimas que dan forma a la misma traición escrita con tu pecho.

No bajará ningún ángel bajo alas soñadoras a hacernos recordar lo dulcemente vacío de tu amor, ni afirmará que con esta jaula negra que encarcela nuestra desdicha, el fin parece más cerca, aunque a veces nos resistamos inútilmente a pensar lo contrario.

¿Qué te hiere tanto ahora como para condenarnos a una existencia de miseria? Será que el demonio te hizo así y que ninguna caricia sanadora será capaz de curar estas heridas que rezuman desesperanza e inmovilismo.

Lo cierto es que contigo o sin ti el silencio lo será todo, infinito, el altar al que rezar desde nuestras cenizas, porque una vez me prendiste fuego y ya no hubo forma de apagar ese incendio. No pidas perdón, puesto que si alguna vez estuve perdido, fue por no creer en ti.

Entre momentos de locura nos difuminamos, como el pintor perdido y enloquecido en un océano de inspiración, creando de la nada un diamante, un diamante cariño, una joya imperfecta al óleo que plasma nuestra vorágine, y será nuestro, sólo nuestro, un icono.

 
2 comentarios

Publicado por en 22 agosto, 2018 en Astrología, Esoterismo, Mis Relatos

 

Etiquetas: , ,

William Blake

Londres (Reino Unido 🇬🇧), 28 de Noviembre de 1757 – Londres (Reino Unido 🇬🇧), 12 de Agosto de 1827.

Poeta, pintor y grabador, William Blake al igual que otros artistas fue poco conocido en vida pero muy valorado en la actualidad. Su obra pictórica posee rico simbolismo y se encuentra en ella semejanzas e influencias de Miguel Ángel, sobre todo en el volumen de sus figuras. Considerado en su época como un iluminado religioso, fue en realidad un artista visionario y una de las figuras más importantes del arte y la literatura inglesa.

Oberón Titania y Puck con hadas bailando (1786).

El Anciano de los Días (1794).

Elohim creando a Adán (1795).

La canción de Los (1795).

Hécate (Circa 1795).

Ángeles buenos y malos (Circa 1795 – 1805).

La casa de la muerte (Circa 1795 – 1805).

Nabucodonosor (Circa 1795 – 1805).

Libro de Job (1800).

El blasfemo (Circa 1800).

La muerte de la Virgen (1803).

El Gran Dragón Rojo y la mujer revestida en Sol (Circa 1803 – 1805). *Más información aquí.

Los veinticuatro ancianos dejando sus coronas ante el trono de Dios (Circa 1803 – 1805).

Newton (1804).

Escalera de Jacob (1805).

Cristo en el sepulcro custodiado por ángeles (Circa 1805).

El enterramiento (Circa 1805).

El Gran Dragón Rojo y la Mujer revestida con el Sol (Circa 1805).

El Gran Dragón Rojo y la Bestia del Mar (Circa 1805).

El número de la bestia es 666 (Circa 1805).

La Crucifixión (Circa 1805).

San Miguel encadenando a Satán (Circa 1805).

Satán en su gloria original (Circa 1805).

El alma flotando sobre el cuerpo (1805 – 1808).

El fantasma de la pulga (Circa 1819 – 1820).

El Diablo cubre de pústulas a Job (1821).

Cerbero (1824 – 1827).

Las harpías y los suicidas (1824 – 1827).

Abel (1826).

La Resurrección de Lázaro (Desconocida).

 
Deja un comentario

Publicado por en 13 junio, 2018 en Arte, Cultura

 

Etiquetas: , , , , , ,

Ebullición bajo cero

Sí, se acabó, caretas fuera y ya mismo sentimientos bajo cero. El amor se crispó en pleno acto de exaltación y no quedará absolutamente nada de él cuando llegue el alba. Íntimos y desconcertantes fueron esos momentos perdidos de dualidad y deseo compartido, y al mismo tiempo como una farsa que se representa con la única intención de caer y desbordarse en lo absurdo.

¿Qué pasó?, creo que aquí se regala silencio para de forma inútil acallar el ruido hecho por el portazo que dejó tras de sí la oportunidad perdida. Y en el fondo no hay que temer, no hay reproches, ni rostros torcidos por la sorpresa o el ácido trago atravesado que apuñala la garganta con certera indiferencia. Sólo queda ese vacío encantador que todavía es capaz de seducir con su presencia ausente.

Un vago recuerdo no calma al monstruo alimentado durante este tiempo, y aunque hace tanto que el corazón no se inmuta, cuesta creer que pueda mantenerse indiferente a esta simple y vulgar decadencia. Y al final ahí estará la incertidumbre, siempre tan hábil en desnudar cada centímetro de paciencia, como recordatorio de lo imposible.

Ahora en la noche, los segundos son ese peso acumulado que discurre entre un último vistazo al pasado y esas rendijas de luz que (quizá) se adivinan más adelante. No hay bofetada que duela y a la larga calme más que la de la sinceridad, y toca ponerla ya en escena con ese guión que hace acabar la historia en una incómoda penumbra de decepción.

Si vas ahora a levantar un muro entre ambos, al menos que mi parte dé de cara al Infierno, por si tengo la más mínima tentación de hacer memoria de por qué hemos llegado hasta aquí. Empañado y opaco ha quedado el paisaje, y es que por muy cómplice que fuese al inicio, ahora no es más que un deambular directo y precipitado a la insignificancia.

Toca perder y toca olvidar, y ambas cosas proporcionarán el antídoto ansiado, es tan fácil como añadir unas gotas de insensibilidad a esa desatada poción de erróneo latir. Y si algún día vuelves a verme, no sentirás nada más que frío bajo tu piel y calma en la sangre que hace tan poco tiempo decía estar en ebullición. El corazón dijo NO, y yo le aplaudo (irónicamente).

Edvard Munch – Separación (1896).

La ausencia es al amor lo que el viento es al fuego; apaga el pequeño, enciende el grande.

Roger de Rabutin.

 
2 comentarios

Publicado por en 24 enero, 2018 en Arte, Mis Relatos

 

Etiquetas: , , , ,

Gustav Klimt

Baumgarten (Austria 🇦🇹), 14 de Julio de 1862 – Viena (Austria 🇦🇹), 6 de Febrero de 1918.

Klimt es uno de los pintores más importantes del Simbolismo y Modernismo, caracterizado por plasmar en sus obras un potente componente sensual, inspirándose a su vez de gran medida en el cuerpo femenino. Muchos de sus cuadros además están adornados de una forma suntuosa, destacando la utilización de vivos colores y motivos orientales, sin dejar atrás influencias de Egipto, Grecia y Bizancio, lo que le convirtió en uno de los autores más eclécticos de la historia.

Alegoría de la escultura

Alegoría de la escultura (1889).

Fábula

Fábula (1893).

Retrato de Emilie Flöge

Retrato de Emilie Flöge (Circa 1893).

Retrato de Marie Breunig

Retrato de Marie Breunig (1894).

Hombre ciego

Hombre ciego (1896).

Tragedia

Tragedia (1897).

Agua en movimiento

Agua en movimiento (1898).

Minerva como Palas Atenea

Minerva como Palas Atenea (1898).

Retrato de Sonja Knips

Retrato de Sonja Knips (1898).

Estanque tranquilo

Estanque tranquilo (1899).

Judith con la cabeza de Holofernes

Judith con la cabeza de Holofernes (1901).

Hayedo I

Hayedo I (1902).

Retrato de Hermine Gallia

Retrato de Hermine Gallia (1904).

Las tres edades de la mujer

Las tres edades de la mujer (1905).

Retrato de Margaret Stonborough-Wittgenstein

Retrato de Margaret Stonborough-Wittgenstein (1905).

Rosales bajo los árboles

Rosales bajo los árboles (1905).

Jardín con flores

Jardín con flores, Blumergarten (1905 – 1907).

El abrazo

El abrazo (1905 – 1909).

Expectación

Expectación (1905 – 1909).

El girasol

El girasol (Circa 1906).

Retrato de Fritza Riedler

Retrato de Fritza Riedler (1906).

Campo de amapolas

Campo de amapolas (1907).

Dánae

Dánae (1907).

Retrato de Adele Bloch-Bauer I

Retrato de Adele Bloch-Bauer I (1907).

Serpientes de agua II

Serpientes de agua II (1907).

El beso

El beso (1907 – 1908).

Esperanza II

Esperanza II (1907 – 1908).

Dama con sombrero y boa de plumas

Dama con sombrero y boa de plumas (1909).

Judith II

Judith II (1909).

Schloss Kammer en el Attersee II

Schloss Kammer en el Attersee II (1909).

Sombrero con pluma negra

Sombrero con pluma negra (1910).

Muerte y vida

Muerte y vida (1910 – 1915).

Granja

Granja (1911).

Jardín de granja con crucifijo

Jardín de granja con crucifijo (1911 – 1912).

Avenida en Schloss Kammer Park

Avenida en Schloss Kammer Park (1912).

La casa del guardabosques

La casa del guardabosques (1912).

Mäda Primavesi (1912).

Manzano I

Manzano I (Circa 1912).

Iglesia en Cassone

Iglesia en Cassone (1913).

La Virgen

La Virgen (1913).

Retrato de Eugenia Primavesi

Retrato de Eugenia Primavesi (1913 – 1914).

Mujer echada

Mujer echada (1916).

Casas en Unterach en el Attersee

Casas en Unterach en el Attersee (Circa 1916).

Las amigas

Las amigas (1916 – 1917).

Retrato de una dama

Retrato de una dama (Circa 1916 – 1917).

Jardín con gallos

Jardín con gallos (1917).

Bebé

Bebé (1917 – 1918).

Dama con abanico

Dama con abanico (1917 – 1918).

Retrato de Amalie Zuckerkandl

Retrato de Amalie Zuckerkandl (1917 – 1918).

Muchacha de perfil con sombrero y capa

Muchacha de perfil con sombrero y capa (Desconocida).

 
8 comentarios

Publicado por en 22 julio, 2015 en Arte, Cultura

 

Etiquetas: , , ,

Gustave Moreau

París (Francia 🇫🇷), 6 de Abril de 1826 – París (Francia 🇫🇷), 18 de Abril de 1898.

Famoso por ser uno de los más importantes precursores del Simbolismo, Moreau se movió entre el Romanticismo y una estética algo decadendista. Su pintura enfatiza a la hora de plasmar figuras bíblicas y mitológicas, además de otras temáticas exóticas, mostrando figuras andróginas, mujeres fatales y monstruos diversos. Sus pinturas cargadas de misticismo siguen siendo el baluarte de un artista excepcional.

Autorretrato (1850)

Autorretrato (1850).

Dos modernas amazonas

Dos modernas amazonas (1852).

Los Pretendientes

Los Pretendientes (1852 – 1853).

Canción de canciones

Canción de canciones (1853).

Las hijas de Tespio

Las hijas de Tespio (1853).

Piedad

Piedad (1854).

La muerte ofrece coronas a los ganadores del torneo

La muerte ofrece coronas a los ganadores del torneo (1855 – 1860).

Apolo y las nueve musas (1856).

Vista de Villa Borthese

Vista de Villa Borthese (1858).

Edipo y la Esfinge

Edipo y la Esfinge (1864).

Mujer tracia portando la cabeza de Orfeo

Mujer tracia portando la cabeza de Orfeo (1864).

Diómedes devorado por sus caballos

Diómedes devorado por sus caballos (1866).

Venus emergiendo del mar

Venus emergiendo del mar (1866).

Europa y el toro

Europa y el toro (1869).

Safo sobre las rocas

Safo sobre las rocas (1869 – 1872).

Diomedes devorado por sus caballos

Diomedes devorado por sus caballos (1870).

Perseo y Andrómeda

Perseo y Andrómeda (Circa 1870).

Sirenas

Sirenas (1872).

La aparición

La aparición (1875).

Desdémona

Desdémona (Circa 1875).

hercules-y-la-hidra-de-lerna

Hércules y la Hidra de Lerna (1876).

Piedad

Piedad (1876).

Quimera

Quimera (1876).

Salomé

Salomé (1876).

Faetón

Faetón (1878).

Jacob y el ángel

<

Jacob y el ángel (1878).

Galatea

Galatea (1880).

El elefante sagrado

El elefante sagrado (1882).

San Miguel derrotando a Satán

San Miguel derrotando a Satán (1882).

Eva

Eva (1885).

La balada

La balada (1885).

El baño

El baño (1885 – 1890).

Apolo derrotando a la Serpiente Pitón

Apolo derrotando a la Serpiente Pitón (Circa 1885).

La ascensión de Ganímedes

La ascensión de Ganímedes (1886).

La Esfinge Victoriosa

La Esfinge Victoriosa (1886).

Cleopatra

Cleopatra (Circa 1887).

San Jorge y el Dragón

San Jorge y el Dragón (1889 – 1890).

Diosa en las rocas

Diosa en las rocas (1890).

Júpiter y Sémele

Júpiter y Sémele (1890).

Poeta muerto transportado por un centauro

Poeta muerto transportado por un centauro (Circa 1890).

Hesíodo y la Musa

Hesíodo y la Musa (1891).

Orfeo en la tumba de Eurídice

Orfeo en la tumba de Eurídice (1891).

La prometida de la noche

La prometida de la noche (1892).

Sátiros

Sátiros (1892).

Cántico de cánticos

Cántico de cánticos (1893).

Inspiración

Inspiración (1893).

Galatea

Galatea (1896).

Helena glorificada

Helena glorificada (1896 – 1897).

Santa Cecilia, los ángeles anunciando su próximo martirio

Santa Cecilia, los ángeles anunciando su próximo martirio (1897).

Hada y grifo

Hada y grifo (Desconocida).

Leda

Leda (Desconocida).

 
2 comentarios

Publicado por en 11 marzo, 2015 en Arte, Cultura

 

Etiquetas: ,

 
A %d blogueros les gusta esto: