RSS

Archivo de la etiqueta: Grabados

Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis

Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis se describen en el último libro del Nuevo Testamento de la Biblia, llamado el Libro de la Revelación de Jesucristo a Juan de Patmos , en 6: 1-8 . El capítulo habla de un libro o pergamino en la mano derecha de Dios que está sellado con siete sellos. El Cordero de Dios abre los primeros cuatro de los siete sellos, lo que convoca a cuatro seres que cabalgan sobre caballos blancos, rojos, negros y pálidos. La visión apocalíptica cristiana es que los Cuatro Jinetes deben establecer un Apocalipsis divino sobre el mundo como precursores del Juicio Final.

Los jinetes representarían de forma simbólica y alegórica la Conquista o Pestilencia, Guerra, Hambre y Muerte.

Caballo Blanco.

San Ireneo, teólogo del Siglo II d. C. fue uno de los primeros en interpretar a este Jinete como el mismo Cristo, su caballo blanco representando la difusión exitosa del evangelio. Varios eruditos han apoyado esta noción, citando la aparición posterior, en Apocalipsis 19, de Cristo montado en un caballo blanco, apareciendo como La Palabra de Dios . Además, antes en el Nuevo Testamento, el Libro de Marcos indica que el avance del evangelio puede preceder y predecir el Apocalipsis. El color blanco también tiende a representar la rectitud en la Biblia, y Cristo en otros casos es retratado como un conquistador. Sin embargo, las interpretaciones opuestas argumentan que el primero de los Cuatro Jinetes probablemente no sea el jinete de Apocalipsis 19. Se describen de maneras significativamente diferentes, y el papel de Cristo como el Cordero que abre los siete sellos hace que sea poco probable que también sea uno de ellos. las fuerzas liberadas por los sellos. Según otra interpretación, el primer jinete se llama Peste, y está asociado con enfermedades infecciosas y plagas. Aparece por lo menos ya en 1906, cuando se menciona en la Enciclopedia judía . La interpretación es común en las referencias de la cultura popular a los cuatro jinetes.

Cuando abrió el primer sello, oí al primer ser viviente, que decía: Ven. Miré y vi un caballo blanco, y el que montaba sobre él tenía un arco, y le fue dada una corona, y salió vencedor, y para vencer.

Apocalipsis 6,2.

Caballo Rojo.

El jinete del segundo caballo se toma a menudo para representar la Guerra (suele ser mostrado sosteniendo una espada hacia arriba como si estuviera listo para la batalla ) o masacre masiva. El color de su caballo es rojo (πυρρός, desde πῦρ, fuego); y en algunas traducciones, el color es específicamente un rojo “ardiente”. El color rojo, así como la posesión de una gran espada por parte del jinete, sugieren la sangre que debe derramarse. La espada sostenida hacia arriba por el segundo Jinete puede representar una guerra o una declaración de guerra, como se ve en la heráldica. En el simbolismo militar, las espadas hacia arriba, especialmente las espadas cruzadas hacia arriba, significan la guerra y entran en la batalla.

Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente que decía: «Ven». Entonces salió otro caballo, rojo; al que lo montaba se le concedió quitar de la tierra la paz para que se degollaran unos a otros; se le dio una espada grande.

Apocalipsis 6,3-4.

Caballo Negro.

El tercer Jinete cabalga sobre un caballo negro y se lo conoce popularmente como Hambruna ya que el Jinete lleva un par de balanzas o básculas, que indican la forma en que el pan habría sido pesado durante una hambruna. Otros autores interpretan al tercer Jinete como el “Señor como un Dador de la Ley” que sostiene Escamas de Justicia. En el pasaje, se lee que el precio indicado del grano es aproximadamente diez veces más normal (por lo tanto, la popularidad de la interpretación del hambre), con el salario de un día completo (un denario) comprar suficiente trigo para una sola persona o suficiente cebada menos nutritiva para tres, para que los trabajadores tengan problemas para alimentar a sus familias.

De los cuatro jinetes, el caballo negro y su jinete son los únicos cuya apariencia va acompañada de una pronunciación vocal. Juan escucha una voz, no identificada pero que viene de entre las cuatro criaturas vivientes, que habla de los precios del trigo y la cebada, y que también dice “y no hagas daño al aceite y al vino”. Esto sugiere que la hambruna del caballo negro aumentará el precio del grano, pero no afectará el suministro de aceite y vino (aunque esté fuera del alcance del trabajador ordinario). Una explicación para esto es que los cultivos de grano habrían sido más naturalmente susceptibles a los años de hambruna o plagas de langostas que los olivos y las vides, que se arraigan más profundamente.

Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: «Ven». Miré, y vi un caballo negro. El que lo montaba tenía una balanza en la mano.

Apocalipsis 6,5.

Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: “Dos libras de trigo por un denario y seis libras de cebada por un denario, pero no dañes el aceite ni el vino”.

Apocalipsis 6,6.

Caballo Bayo o Pálido.

El cuarto y último Jinete se llama Muerte. Conocido como Θάνατος/Thanatos, de todos los jinetes, él es el único a quien el texto explícitamente le da un nombre. A diferencia de los otros tres, no se describe que lleve un arma u otro objeto, sino que es seguido por Hades (el lugar de descanso de los muertos). Sin embargo, las ilustraciones comúnmente lo representan llevando una guadaña (como La Parca), espada, u otro objeto de similares características.

El color del caballo de la Muerte está escrito como khlōros (χλωρός) en el griego Koine original, que puede significar verde/amarillo verdoso o pálido/pálido.

Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente que decía: “Ven”.
Miré, y vi un caballo bayo. El que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades lo seguía: Y les fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad y con las fieras de la tierra.

Apocalipsis 6,7-8.

Una lectura relaciona a los Cuatro Jinetes con la historia del Imperio Romano posterior a la época en que se escribió el Libro del Apocalipsis. Es decir, son una profecía simbólica de la historia posterior del Imperio.

Alberto Durero – Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis (1498).

Fuentes: Wikipedia, miniaturas medievales anónimas (Siglo XIII), elaboración propia.

Anuncios
 
4 comentarios

Publicado por en 10 abril, 2019 en Arte, Cultura, Historia

 

Etiquetas: , , , ,

Pieter Brueghel el Viejo

Breda (Holanda 🇳🇱), Hacia 1525/1530 – Bruselas (Bélgica 🇧🇪), 9 de Septiembre de 1569.

Pieter Brueghel el Viejo, primero de un linaje destacado de artistas flamencos, es considerado acertadamente en la actualidad como uno de los pintores más importantes de la historia del arte. Su importancia radica principalmente en su gran habilidad pictórica y en la variedad de los temas tratados, desde paisajes y naturaleza hasta temas apocalípticos, pasando por los aspectos más cotidianos en la vida de las clases populares, no sin atisbos importantes de crítica social. Estamos sin duda ante uno de los grandes maestros del prolífico Siglo XVI.

Paisaje con la caída de Ícaro (1554 – 1555).

El pez grande se come al pez pequeño (1556).

El combate entre Don Carnal y Doña Cuaresma (1559).

Los proverbios flamencos (1559).

Juego de niños (1560).

Caída de los ángeles rebeldes (1562).

El triunfo de la Muerte (1562).

La Torre de Babel (1563).

Paisaje con la huida a Egipto (Circa 1563).

Camino del Calvario (1564).

(Posible) Autorretrato (Circa 1565).

Cazadores en la nieve (1565).

La cosecha (1565).

Primavera (1565).

Masacre de los Inocentes (Circa 1565 – 1567).

El vino en la fiesta de San Martín (1565 -1568).

Censo en Belén (1566).

La boda campesina (Circa 1566 – 1569).

La danza campesina (Circa 1568).

La parábola de los ciegos (1568).

 
2 comentarios

Publicado por en 18 abril, 2018 en Arte, Cultura

 

Etiquetas: , , ,

Alberto Durero

Núremberg (Alemania 🇩🇪), 21 de Mayo de 1471 – Núremberg (Alemania 🇩🇪), 6 de Abril de 1528.

Alberto Durero es unánimemente considerado uno de los artistas más completos del Renacimiento europeo y sin duda el más destacado en Alemania. Dotado de una gran habilidad, se prodigó en diversas ramas del arte como la pintura, el grabado, el dibujo e incluso escritos sobre arte en general; siempre con éxito y además influyendo a otros artistas muy posteriores a él. Su legado artístico es por lo tanto indudable.

Autorretrato a la edad de trece años (1484).

Autorretrato (1493).

Patio del Castillo de Innsbruck (1494).

San Jerónimo (1495).

Autorretrato (1498).

Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis (1498).

Lamentación por Cristo (1498 – 1500).

Madonna Haller (Circa 1498).

Retrato de Oswolt Krel (1499).

Autorretrato (1500).

Némesis (Circa 1501).

Liebre joven (1502).

La gran mata de hierba (1503).

Adán y Eva (1504).

Retrato de una joven veneciana (1505).

Salvator Mundi (Circa 1505).

Fiesta del Rosario (1506).

Jesús entre los doctores (1506).

Adán y Eva (1507).

Anciana con monedero (1507).

Manos que oran (1508).

La Expulsión del Paraíso (1510).

Adoración de la Trinidad (1511).

Caballero, la Muerte y el Diablo (1513).

Melancolía I (1514).

San Jerónimo en su estudio (1514).

Rinoceronte (1515).

La Virgen con el Niño (1516).

Retrato de Jakob Fugger (Circa 1519).

Retrato de Maximiliano I (1519).

Retrato de un hombre (1521).

Los Cuatro Apóstoles (1526).

 
4 comentarios

Publicado por en 15 noviembre, 2017 en Arte, Cultura

 

Etiquetas: , , ,

Rembrandt Harmenszoon van Rijn

Leiden (Países Bajos 🇳🇱), 15 de Julio de 1606 – Amsterdam (Países Bajos 🇳🇱), 4 de Octubre de 1669.

Rembrandt hoy es considerado acertadamente uno de los artistas más importantes de la historia, y sin duda uno de los pintores y grabadores más destacados de todo el Barroco. Dotado de una habilidad prodigiosa para el rretrato, Rembrandt también destacó a la hora de plasmar escenas bíblicas y mitológicas. Con el paso de los años y ya en la madurez, se convirtió en el maestro de otros grandes pintores neerlandeses de su época.

el-pintor-en-su-estudio

El pintor en su estudio (1626 – 1628).

andromeda

Andrómeda (Circa 1630).

autorretrato-con-capa-y-ojos-muy-abiertos

Autorretrato con capa y ojos muy abiertos (1630).

jeremias-preve-la-destruccion-de-jerusalen

Jeremías prevé la destrucción de Jerusalén (1630).

el-rapto-de-europa

El rapto de Europa (1632).

la-leccion-de-anatomia-del-doctor-tulp

La lección de anatomía del Doctor Tulp (1632).

el-descendimiento-de-la-cruz

El descendimiento de la cruz (1633).

la-tormenta-en-el-mar-de-galilea

La tormenta en el Mar de Galilea (1633).

retrato-de-johannes-wtenbogaert

Retrato de Johannes Wtenbogaert (1633).

artemisa

Artemisa (1634).

retrato-de-haesje-jacobsdr-van-cleyburg

Retrato de Haesje Jacobsdr van Cleyburg (1634).

el-sacrificio-de-isaac

El sacrificio de Isaac (1635).

saskia-como-flora

Saskia como Flora (1635).

saskia-van-uylenburgh

Saskia van Uylenburgh (Circa 1635).

sanson-cegado-por-los-filisteos

Sansón cegado por los filisteos (1636).

elefante

Elefante (1637).

el-hijo-prodigo-en-la-taberna

El hijo pródigo en la taberna (Circa 1637).

noble-polaco

Noble polaco (1637).

paisaje-con-puente-de-piedra

Paisaje con puente de piedra (1638).

la-ronda-de-noche

La ronda de noche (1642).

Los tres árboles

Los tres árboles (1643).

sagrada-familia-con-angeles

Sagrada Familia con ángeles (1645).

susana-y-los-viejos

Susana y los viejos (1647).

el-molino

El molino (1648).

leon

León (1650 – 1652).

el-hombre-con-yelmo-dorado

El hombre con yelmo dorado (Circa 1650). *En la actualidad este retrato es atribuido a su círculo de aprendices y no al propio Rembrandt.

aristoteles-contemplando-el-busto-de-homero

Aristóteles contemplando el busto de Homero (1653).

las-tres-cruces

Las Tres Cruces (1653).

el-bano-de-bathsheba

El baño de Bathsheba, también Hendrickje, (1654).

alejandro-magno

Alejandro Magno (1655).

buey-desollado

Buey desollado (1655).

jinete-polaco

Jinete polaco (Circa 1655).

autorretrato

Autorretrato (1659).

asuero-y-haman-en-la-fiesta-de-ester

Asuero y Hamán en la fiesta de Ester (1660).

titus-hijo-de-rembrandt-vestido-como-un-monje

Titus, hijo de Rembrandt, vestido como un monje (1660).

la-conspiracion-de-claudio-civilis

La conspiración de Claudio Civilis (1662).

los-sindicos-del-gremio-de-paneros

Los síndicos del gremio de pañeros (1662).

el-retorno-del-hijo-prodigo

El retorno del hijo pródigo (Circa 1662).

la-novia-judia

La novia judía (Circa 1667).

autorretrato

Autorretrato (1669).

 
Deja un comentario

Publicado por en 7 junio, 2017 en Arte, Cultura

 

Etiquetas: , , , ,

Pintura de Japón

La pintura japonesa 🇯🇵 es una de las más antiguas y refinadas artes niponas, abarcando una amplia variedad de géneros y estilos. La historia en general del arte japonés, al igual que la historia de la pintura de Japón es una síntesis extensa y una competición constante entre la estética japonesa y la adaptación de ideas importadas del extranjero.

Taikō Josetsu - Hombre cogiendo pez gato

Taikō Josetsu – Hombre cogiendo pez gato (Circa 1415).

Sesshū Tōyō - Vista de Ama-no-Hashidate

Sesshū Tōyō – Vista de Ama-no-Hashidate (1502 – 1505).

Kanō Eitoku - El gran ciprés

Kanō Eitoku – El gran ciprés (Circa 1590).

Kanō Hideyori - Espectadores del arce

Kanō Hideyori – Espectadores del arce (Siglo XVI).

Tawaraya Sōtatsu - Olas en Matsushima

Tawaraya Sōtatsu – Olas en Matsushima (Circa 1600 – 1640).

Kano Sanraku - Ciruelo

Kanō Sanraku – Ciruelo (Principios Siglo XVI).

Ogata Kōrin - Dios del Viento, Dios del Trueno

Ogata Kōrin – Dios del Viento, Dios del Trueno (Siglo XVII).

Maruyama Ōkyo - Tigre y dragón

Maruyama Ōkyo – Tigre y dragón (1781).

Kitagawa Utamaro - Mujer secándose el sudor

Kitagawa Utamaro – Mujer secándose el sudor (1798).

Itō Jakuchū - Gallo y gallina con hortensias

Itō Jakuchū – Gallo y gallina con hortensias (Siglo XVIII).

Yosa Buson - Halcón negro y dos cuervos

Yosa Buson – Halcón negro y dos cuervos (Siglo XVIII).

Katsushika Hokusai - La gran ola de Kanagawa

Katsushika Hokusai – La gran ola de Kanagawa (1830 – 1833).

Utagawa Kunisada II - Nakamura Tamasuke I como Moriguchi Kurô (1852)

Utagawa Kunisada II – Nakamura Tamasuke I como Moriguchi Kurô(1852).

Utagawa Hiroshige - Jardín de ciruelos en Kameido

Utagawa Hiroshige – Jardín de ciruelos en Kameido (1857).

Kuroda Seiki - Al lado del lago

Kuroda Seiki – Al lado del lago (1897).

Utagawa Kunisada - Tai Shin sobre un dragón blanco

Utagawa Kunisada – Tai Shin sobre un dragón blanco (Siglo XIX).

Tomioka Tessai - Gisazu

Tomioka Tessai – Gisazu (1924).

Hiroaki Takahashi - Casa del lago

Hiroaki Takahashi – Casa del lago (Circa 1936).

Uemura Shōen - Preludio de danza Noh

Uemura Shōen – Preludio de Danza Noh (1936).

Hisashi Yamamoto - Samurái

Hisashi Yamamoto – Samurái (Siglo XX).

 
Deja un comentario

Publicado por en 27 julio, 2016 en Arte, Cultura

 

Etiquetas: , , , , ,

Como ángeles caídos

Sueños rotos, sobresaltados, disipados por un grito en la noche, es el terror que se acerca a tu cama con un rictus congelado en ira y deseos de aprobación. “¿Ves?, lo hice por ti, aniquilé el pasado por un presente contigo”.

La sangre en nuestras manos arde, quema como ascuas del Infierno, pero todo sea por dibujar un gesto de aprobación en el siempre caprichoso rostro del amor, una mueca de satisfacción entre tantas ocasiones desperdiciadas y renqueantes intentos de superación.

Gotas de sudor en cascada por la cara, pelo empapado en rizos de locura, manos penitentes y temblorosas que exudan ansias de redención, pero la oscuridad de una mente enferma no deja cambiar los crímenes de corazón cometidos.

Acabados, deshechos porque el cielo nos cerró las puertas de un portazo y ahora únicamente prendemos incredulidad con la gasolina de la frustración, por si hay alguna luz al final de este túnel de locura en el que nos hemos internado para no volver.

Justamente para no volver, como la cordura fugaz que hizo acto de presencia recriminando nuestro caos con palabras severas y desprecio no disimulado. Es el final, todo ardiendo en una vorágine en donde el silencio es ruido insoportable que ensordece nuestros sentidos saturados.

Caemos, caemos entre rayos de luz, estrellas lejanas y nubes espesas, caemos como ángeles caídos de Doré, como parias entregados a un incendio que ahora somos incapaces de apagar; caemos hoy para mañana ganar la guerra.

Algún día, con alas negras, alzaremos el vuelo. A partir de hoy el cielo se convertirá en ese rincón lejano de aquello que nosotros llamamos Paraíso. Así, entre cenizas humeantes, resurgimos, gritando a coro en la noche que esperaba paciente la muerte de nuestro ímpetu.

Y ahora soñemos, como ángeles caídos, sin nada de lo que arrepentirnos, soñemos con ver arder el mundo.

12 Book III - Towards the coast of Earth beneath, down from the Ecliptic, sped with hoped success, throws his steep flight in many an aerie wheel

Gustave Doré – Ilustración para el Paraíso Perdido de John Milton (1866).

 
8 comentarios

Publicado por en 30 marzo, 2016 en Arte, Cultura, Mis Relatos

 

Etiquetas: , , ,

David Roberts

Stockbride (Reino Unido 🇬🇧), 24 de Octubre de 1796 – Londres (Reino Unido 🇬🇧), 25 de Noviembre de 1864.

David Roberts fue un pintor romántico muy conocido por sus excelentes acuarelas y grabados en lo que representaba monumentos españoles y egipcios. Las imágenes de España difundidas por Roberts alcanzaron gran éxito e impusieron una imagen novelesca y exótica de Andalucía, al igual que hizo la novela “Carmen” de Prosper Merimée. El pintor español Jenaro Pérez Villaamil acusó una clara influencia de Roberts, y años después, Gustave Doré recorrería España emulando su precedente.

Pero el mayor éxito de David Roberts se debe a su viaje a Egipto y tierras limítrofes, donde dibujó múltiples templos y rincones que luego se plasmarían en acuarelas, cuadros y grabados. El propio Roberts afirmó que este viaje le aseguró el sustento para el resto de su vida pues le dio inspiración para producir obras en gran cantidad. Sus litografías sobre Egipto, ejecutadas por ayudantes siguiendo sus diseños, idealizaban las ruinas de Abu Simbel y demás monumentos mediante el uso del color y de texturas borrosas. Roberts no dudaba en añadir esfinges, relieves y demás ornamentos en las ruinas que veía, y les daba una escala gigante por contraste con las figuras de lugareños que incluía a escala diminuta. El conjunto de sus 248 litografías se ordena en seis volúmenes, dedicados los tres primeros a Egipto y Nubia.

España (1832 – 1837).

Egipto (1842 – 1849).

Abu Simbel.

Alejandría.

De File a Abu Simbel (Nubia).

Dendera.

El Cairo.

Esna y Edfu.

File.

Guiza.

Karnak y Medamud.

Luxor y Valle de los Reyes.

Memnón y Medinet Habu.

Jerusalén y Tierra Santa (1842 – 1849).

Petra y el Sinaí (1842 – 1849).

Otras.

 
6 comentarios

Publicado por en 14 enero, 2015 en Arqueología, Arte, Cultura

 

Etiquetas: , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: